Captura de pantalla durante una video llamada en Skype.

Entrevistamos al primer humano que recibirá un trasplante de cabeza

"Es como cuando el hombre fue al espacio o cuando llegó a la luna".

|
21 abril 2015, 6:59pm

Captura de pantalla durante una video llamada en Skype.

​ El 22 de junio de 2013, Valery Spiridonov le envió el siguiente mensaje al doctor italiano Sergio Canavero:

"Querido doctor Sergio,

Tengo 29 años de edad y padezco atrofia muscular. Me emocioné mucho cuando leí en el periódico acerca de su investigación en el tema de trasplante de cabeza. ¿Podría decirme qué necesita para que la operación sea un éxito? ¿Cree que pueda serle útil? Estoy dispuesto a participar en cualquiera de sus experimentos, si gusta.

Atentamente, Val"

Con ese correo electrónico de un párrafo, el programador y diseñador gráfico Spiridonov se convirtió en el primer paciente que se someterá a un trasplante de cabeza como experimento. La cirugía está programada para el año 2017 (aunque la mayoría de los profesionales de la medicina no creen que se lleve a cabo). Spiridonov padece una enfermedad incurable llamada atrofia muscular espinal. En general las personas que padecen esta enfermedad viven poco más de 20 años. Sabe que está viviendo un tiempo extra. Según él, un trasplante de cabeza es su única opción para seguir con vida.

El fin de semana me la pasé hablando de esto con mis amigos. Unos odian el tema y otros lo encuentran fascinante, pero al principio todos tuvieron la misma reacción: ¿Va a morir? ¿Por qué quiere hacer eso? Tuve una sensación extraña al hablar sobre el destino de este hombre, en especial porque nunca se ha negado a hablar con la prensa. Además, su inglés es casi perfecto.

"Alguien tiene que dar el primer paso. Estoy seguro que el primer astronauta también estaba nervioso".

Spiridonov recibió tantas llamadas este fin de semana que tuvo que apagar su teléfono durante una transmisión televisiva, porque su celular no dejaba de sonar.

Spiridonov estaba de muy buen humor cuando hablé con él por Skype, considerando que pronto le van a cortar la cabeza y se la van a pegar a un cuerpo donado.

Hola Val, gracias por contestar mi llamada. Seguro estás muy ocupado. ¿No te sientes cansado?
Un poco, por toda la atención que me da la prensa últimamente. Acabo de regresar de Moscú y sólo dormí dos horas por tratar de responder todos los correos y los mensajes. Es demasiado.

El correo que envió al doctor Canavero. El asunto decía: "¡Estoy listo para sus experimentos!"

¿Cuántos periodistas te han llamado?
Cientos, creo. Tuve que apagar mi celular frente a las cámaras. Es increíble que todos estén interesados en mí.

"Les muestro cómo me siento con lo débil que es mi cuerpo".

¿Esperabas esta reacción?
Sí, lo supuse. No me molesta la atención porque estoy acostumbrado a estar con mucha gente. Una vez incursioné en la política y además convivo con mucha gente en mi trabajo de tiempo completo. No me asustan las cámaras. No me da miedo la gente.

¿Por qué decidiste hacerlo público? Podías mantenerlo en secreto si querías.
El experimento es muy importante, como cuando el hombre fue al espacio o cuando llegó a la luna. Es un gran paso para la ciencia, la tecnología y la biología. No podíamos mantenerlo en secreto. La gente debe saber qué está ocurriendo y qué oportunidades tienen. Hay cientos de miles de personas que están peor que yo y necesitan esta clase de cirugías.

La cirugía está planeada para dentro de dos años. ¿Qué haces para prepararte?
Nada en especial. Hablo con la gente. Les cuento qué va a pasar. Les demuestro que las personas como yo tenemos muy pocas oportunidades. Les enseño cómo me siento con lo débil que es mi cuerpo. La gente que padece lo mismo que yo necesita mucha atención, cuidado y apoyo. Dependemos de nuestras familias, tanto que es deprimente. Todo el mundo debe saberlo. Ésas son las dificultades que enfrentamos día a día.

Canavero y yo nos estamos preparando para una conferencia, donde van a participar los neurocirujanos más famosos, que tendrá lugar este verano en Annapolis, Maryland, Estados Unidos. Canavero va a hablar ese día y va a revelar algunos secretos. Quiere que lo acompañe. Necesito apoyo. Necesito que alguien me ayude a ir a Estados Unidos. Trabajo como programador y gano mi propio dinero. Es un trabajo normal pero no gano lo suficiente para pagar mi boleto y el de mis amigos. Necesito que vayan porque ellos me ayudan a moverme.

"Dejé de caminar poco después de que cumplí un año de edad. Era un bebé. No recuerdo qué se siente caminar"

Háblame un poco más de eso. La prensa se enfoca en los posibles resultados de la cirugía pero nadie ha preguntado sobre tu pasado. ¿Cómo es tu vida?
Trabajo en empresas que se dedican a hacer software educativo, programas escolares y para niños. Me encargo de los gráficos en 3D. Trabajo por Internet. Me despierto a las 9 AM todos los días. Mi vecino me ayuda a salir de la cama todos los días porque no puedo hacerlo solo. Trabajo todo el día porque no me gusta desperdiciar el tiempo en cosas sin importancia. No veo mucha televisión ni muchas películas. Me gusta trabajar. Me gusta hacer cosas productivas. Mi mamá. Cocina y me ayuda todos los días .

¿Siempre ha sido así? Tu enfermedad es degenerativa, ¿Hubo algún momento en que te sentías mejor?
Dejé de caminar poco después de que cumplí un año de edad. Era un bebé. No recuerdo qué se siente caminar. Pero no estoy deprimido, no me molesta. Ya me acostumbré. Casi no voy al doctor porque no hay mucho qué pueda hacer. Mi enfermedad es incurable.

¿Entiendes la ciencia detrás de la cirugía? ¿Estás consciente de lo que va a pasar?
No soy doctor. No estudié medicina. Soy ingeniero. Entiendo cosas de ingeniería, pero confío plenamente en el doctor Canavero.

¿Estás preocupado?
Nada me preocupa. Alguien tiene que dar el primer paso. Estoy seguro de que el primer astronauta también estaba nervioso. Sí me da miedo, pero sé que es necesario. Si no lo intentamos, nunca se va a hacer realidad.

Se supone que la operación va a costar 13 millones de dólares. ¿Te preocupa no recaudar los fondos necesarios o que se cancele?
Esta clase de proyectos a gran escala son importantes para los países y para los gobiernos. Los gobiernos tienen que apoyar a Canavero para que haga su trabajo. Yo creo que a él tampoco le preocupa el dinero porque es una cuestión de suma importancia para el futuro de la humanidad.

¿Qué es lo que más te emociona? ¿Qué quieres hacer con tu nuevo cuerpo?
No importa si vivo o muero, si puedo caminar o no; lo más relevante es que vamos a sentar las bases en el campo científico. Después vamos a aprender a hacer cosas tan complejas y así vamos a poder ayudar a las próximas generaciones. O al menos eso espero. Vale la pena.

¿Para qué esperar hasta el 2017? ¿Por qué no ahora?
Canavero fue el que fijó la fecha. Yo tampoco sé por qué.

¿Qué tan seguido hablas con Canavero?
Una o dos veces por semana. Platicamos sobre información nueva, sobre nuestros planes para la conferencia y cosas así. Casi siempre hablamos por Skype o por correo electrónico. Nunca nos hemos visto en persona pero estoy seguro de que entiende mi enfermedad.

¿Sabes por qué te eligió a ti de entre todos los candidatos? Dijo que recibió cientos de ofertas.
No lo sé. Quizá fui el primero, o el más abierto.

Seguro sabes lo que dice la gente en los medios de comunicación. Los doctores aseguran que no va a funcionar
Me da gusto leer los comentarios. En general la gente es muy amable y me desea buena suerte porque entienden que es algo necesario para mí. Me da gusto que la mayoría de la gente apoye este proyecto.

Estoy consciente de los riesgos de la cirugía. Nunca se ha hecho y Canavero es el único que tiene la tecnología para conectar el tubo neural. Entiendo su escepticismo y espero que el doctor revele algunos de sus secretos este verano.