Neurocientíficos han encontrado la cura, pero ¿Qué es exactamente el Tinnitus?

Silenciando esos zumbidos que vienen después de un recital ruidoso.

|
29 julio 2014, 2:55pm

En mi auge como crítico musical, solía ir a cinco o seis conciertos a la semana, posiblemente más si cuento las noches en que podia ir a a más de uno, o si sumo todos los after parties con DJs alcoholizados en esos galpones oscuros y perdidos en la ciudad. Ahora uso mi tiempo leyendo textos de estructuración de datos y microarquitectura, o analizando artículos relacionados con los gases unidimensionales de Bose y el misterio de los fotones intergalácticos. Lo bueno de este último pasatiempo es que ya no despierto con el penetrante chillido del tinnitus.

Digo "chillido" porque es esta la manera en que se manifiestaba en mis oídos, aunque también esta condición puede aparecer en diversas formas, tales como silbidos, siseos, susurros, timbres molestos, o zumbidos fantasmas. Básicamente, el tinnitus es un sonido que no está presente en el mundo real y que invade tus oídos por un tiempo indefinido. Por lo general aparece cuando existe un daño auditivo originado por la exposición constante a ruidos fuertes o por la disminución de la audición causada por la edad. En raros casos podría desencadenarse por causas físicas distintas como, por ejemplo, padecer de presión arterial alta, pero estos casos son menores. Aunque una terapia podría ayudar a minimizar sus efectos, el tinnitus es permanente, los enfermos deben aprender a vivir con él hasta que desaparezca, aunque a partir de ahora quizas eso cambie. 

En casos severos, este trastorno puede ser devastador, desencadenado insomnio crónico, estrés, ansiedad, problemas de memoria y depresión. Cuando se necesita una intervención drástica, los médicos pueden prescribir dispositivos auditivos que producen ruido blanco calibrado para ocultar específicamente el ruido asociado al tinnitus. Los dispositivos más avanzados se adaptan al tinnitus de una persona, creando un tono sonoro que no sólo enmascara el ruido, también ayuda al oído a ignorarlo. Aun así, existen casos más serios donde los médicos recetan antidepresivos o medicamentos contra la ansiedad, como Xanax.

Hoy en EE.UU. se está probando un nuevo tratamiento comercializado bajo el nombre de Serenity System. Este sistema llega a la raíz del trastorno utilizando un implante acoplado al nervio vago (el que conecta el cerebro con una gran variedad de órganos), liberando pulsos sonoros y ayudando a la corteza auditiva a "sintonizarse" consigo misma y poder eliminar los ruidos molestos. (Hat tips: New ScientistFACT.)

El tratamiento descrito emplea lo que se conoce como "neuroplasticidad", o la capacidad (maravillosa) del cerebro para rehacer partes de sí mismo en respuesta a contextos o comportamientos cambiantes. Utilizando simulaciones sonoras para estimular procesos de plasticidad cerebral, los pacientes son sometidos a breves ráfagas de ruido a fin de reducir la "adaptabilidad frecuencial de las neuronas de la corteza auditiva." Esto sobre la base de un artículo publicado por Nature el 2010, el que muestra resultados positivos usando la misma técnica en ratas. "Asociando tonos repetitivos usando breves pulsos para estimular el nervio vago, eliminamos completamente las actividades fisiológicas y de comportamiento asociadas al tinnitus en ratas expuestas a ruidos," señala el artículo. "El progreso se mantuvo durante semanas luego de la terapia final." Las pruebas actuales buscan replicar esto en humanos.

Quizás la teoría más popular acerca del tinnitus común es la que postula que la exposición a niveles de sonido peligrosos daña los diminutos filamentos que recubren la cóclea del oído interno, produciendo defectos duraderos en el sistema auditivo. Es decir, cuando la cóclea es fustigada con ruido, los filamentos se doblan o se aplanan, lo que afectaría a las señales eléctricas que el oído interno transmite a la corteza auditiva en el cerebro. Las señales torcidas que son enviadas hacen que el sujeto con tinnitus experimente una percepción sesgada del sonido, incluyendo sonidos molestos y persistentes que en realidad no existen. 

Imagen: harvard.edu

Los filamentos cocleares podrían corregirse luego de un tiempo, pero esto no supone una mejoría ya que el cerebro muchas veces se reconfigura y desarrolla esquemas con los sonidos percibidos, provocando una ilusión sonora llamada "fenómeno fantasma." Un estudio realizado en 1998, con el fin de encontrar niveles de reorganización en la corteza auditiva de sujetos con tinnitus, señala que el nivel de reorganización neuronal aumenta a la par con la gravedad del fenómeno auditivo. Estos cambios neuronales son similares a los observados en amputados que sufren de dolores fantasmales de las extremidades, los cuales también estarían vinculados a una reorganización física en el cerebro como resultado del aparente aumento de los niveles de plasticidad dentro de la corteza sensorial. 

Supongo que tuve suerte con el tinnitus, a pesar de mi estilo de vida frente al estruendo de los amplificadores (y un tímpano roto luego de un salto fallido desde el escenario). Sé que varios de mis colegas en el mundo de la música no han tenido tanta suerte. ¡Ánimo joven rockero! La ciencia no se ha olvidado de los tonos fantasmas que te mantienen despierto durante la noche.