Quantcast
2016

Los periodistas detrás del intento de Facebook por detener las noticias falsas

Organizaciones como Politifact y Snopes ayudarán a verificar los artículos a medida que son compartidos.

Meredith Rutland Bauer

Meredith Rutland Bauer

Las noticias falsas (o fake news en inglés) se han propagado a través de Facebook durante la elección estadounidense como si se tratara de un mal resfriado y los gigantes de las redes sociales finalmente están poniendo fin a la posibilidad de compartir estos artículos falsos.

Facebook anunció hace poco que hará más fácil el proceso para que los usuarios puedan marcar algunos artículos como noticias falsas y aquellas historias serán enviadas a verificadores de hechos externos para que las revisen. La compañía dice que estará trabajando específicamente con organizaciones que han firmado el código de principios de los verificadores de hechos, organizados bajo Poynter internacional, quienes actualmente agrupan a 43 organizaciones.

Organizaciones como Politifact, el verificador de hechos del Washington Post, Associated Press, Snopes y varios otros medios dedicados a verificar hechos internacionalmente, son quienes recibirán los artículos que hayan sido marcados. Si los artículos no alcanzan los estándares de exactitud (por ejemplo si una frase no posee la fuente o si sacaron la información de otras organizaciones que tampoco pusieron la fuente), Facebook lo marcará como "falso" y mostrará un mensaje cada vez que alguien intente compartirlo.

"Hemos enfocado nuestros esfuerzos en lo peor de lo peor", dijo el vicepresidente de Newsfeed en Facebook, Adam Mosseri, a través de un comunicado, "nos hemos enfocado en los engaños que son compartidos por spammers para su propio beneficio, a través del trabajo con nuestra comunidad y con terceras organizaciones".

Algunas organizaciones que son parte de la red internacional de chequeo de datos de Poynter, como Politifact, publican reportes que hablan exclusivamente de la exactitud de las declaraciones hechas por políticos, importantes figuras públicas y, recientemente, historias virales. Su "medida de verdad" va desde "Verdad" a "Pantalones encendidos" (o comentarios falsos) y sus reporteros escriben detalladas explicaciones sobre la clasificación y los procesos para analizar estas declaraciones.

La clave es que estas organizaciones trabajan sin intentar descalificar las declaraciones. En cambio, su tarea es mirar cada parte de la declaración y evaluar si toda la declaración es verdadera, o si es una correcta representación de la situación descrita. ¿Se perdio el contexto? ¿Es un problema demasiado complejo que está siendo reducido a una simple frase? ¿Alguien está mintiendo?

Las noticias falsas proliferaron este año debido a que algunos bloggers descubrieron que pueden recibir dinero de la publicidad al escribir artículos falsos y engañosos que se enfocan en acusaciones sensacionalistas.

"Es importante para nosotros que las historias que ves en Facebook sean auténticas y significativas. Estamos contentos con este progreso, pero sabemos que se puede hacer más. Vamos a seguir continuando el trabajo durante todo el tiempo que nos lleve encontrar la solución", dijo Mosseri.

Si bien las medidas de Facebook dejarán mucho espacio para el error humano y el prejuicio, al menos han dado un paso importante para poder solucionar este problema.